martes, 24 de mayo de 2011

Tiempo al tiempo

La verdad, sí que te echo mucho de menos... Ésto creo que no me había pasado, porque relaciones digamos "formales" he tenido 2 y han sido casos muy distintos.
A veces, me da por mirar el móvil esperando a que me llames y al ver que no lo haces me doy cuenta de que ésto nuestro ya acabó.
Incluso me he esperado horas delante del ordenador esperando a que me abrieras y me preguntaras cómo me había ido el día y al ver que no lo hacías se me caía el mundo encima otra vez.
O cuando creía que conseguía pasar página y sonreirle al mundo me enteraba de noticias tuyas que me hacían polvo y volvía a retroceder...
La verdad, no ha pasado mucho tiempo y tampoco te estoy diciendo que haya pasado página porque eso ya será más difícil, pero ahora puedo ver que estás conectado sin echarme a llorar, por qué? Pues supongo que porque he asumido que no vas a volver y esa era la parte más difícil.
Y una vez hecho eso, podía hacer 2 cosas: O llorar y suplicarle al mundo que volvieras, o intentar olvidarte y así intentar ser feliz. Como puedes ver, he elegido la segunda opción y quizás es más difícil, pero siempre digo que lo difícil es lo que vale la pena.
Y alomejor ahora me estoy cubriendo de gloria sólo porque durante 1 día no he derramado una lágrima y llega el viernes y cuando te vea vuelvo a retroceder y a quedarme en el principio, pero hasta que no llegue ese día no lo sabré así que a esperar.
Y sigo sin poder leer tus mensajes, tampoco poder borrarlos, pero eso ya se lo dejo al tiempo; cuando me vea capaz ya lo haré, mientras tengo que ir pasito a pasito, porque las cosas si se hacen rápido no se hacen bien y quiero ser feliz, y sé que puedo ser feliz, pero todo POCO A POCO.

No hay comentarios:

Publicar un comentario